Observación consciente

observation

Buen día Sandra,

¿Es la observación consciente de que la forma en que se lleva a cabo la manipulación es a través de los pensamientos? ¿Es la observación del desencadenamiento de recuerdos y emociones relacionados con un pensamiento en particular? ¿Es una forma de evitar el desvío de energía?

Gracias,

Gérald (Quebec)


Hola, Gerald,

Para comenzar a percibir la realidad de la energía detrás del pensamiento, el cuerpo mental debe tener una vibración suficientemente alta. Cuando este cuerpo sutil está listo, el ego es llevado a experimentar varios momentos de sufrimiento que sirven para hacer sentir una discrepancia entre sus pensamientos y quién es. Cuando esto sucede, el ego no cree en los pensamientos difractados sino que los mira con cierta distancia. Durante estos cortos momentos de "callejón sin salida psicológico", se hacen nuevas conexiones en la mente. Luego, por correspondencia vibratoria, su sexto chakra (que corresponde a la mente y al cuerpo mental) pone en vibración su segundo chakra (que corresponde al alma, pero también a los cuerpos sutiles inferiores). La energía del espíritu encuentra entonces una correspondencia en la forma del alma, de ahí la creación gradual de su doble etérico.

La observación consciente es útil en la medida en que el ego se da cuenta del desajuste entre sus pensamientos y su naturaleza cósmica. Entonces se vuelve capaz de no caer en la trampa de creer los pensamientos que recibe, y por consiguiente puede usar su fuego cósmico para denunciar la mentira que uno trata de imponerle a través del pensamiento. Al hacerlo, el ego no repite los patrones de la psicología involutiva y ya no cristaliza las formas falsas en su aura. En su lugar, utiliza su nuevo relé cuántico entre su sexto chakra y su segundo chakra para poner el fuego de su mente en acción. Los recuerdos involutivos se transmutan entonces, y la luz que quedó atrapada en estas formas puede ser utilizada para crear su doble.

La emoción es una manifestación de la energía de la mente en el ego. Si se experimenta subjetivamente, se convierte en emocionalismo - y es este último el que se retrasa. La emocionalidad mantiene el velo de la creencia sobre la mente del ego. Para no difractar la energía de la mente, el individuo debe llegar a comprender lo que está experimentando sin caer en la creencia de que su sufrimiento no es real. El sufrimiento debe convertirse en la palanca hacia el estudio de lo propio y lo real, y no servir para alimentar la mentira. Entonces, para no difractar la energía del Espíritu Universal, el ego debe permanecer posicionado de tal manera que se mantenga conectado a la realidad intrínseca de quién es el otro.

Con gusto,

— Sandra Vimont, 31 de diciembre de 2017