Falta de confianza en sí mismo

confiance en soi

Hola Sandra,

En Facebook, puedes leer que la confianza en uno mismo es un requisito previo para comunicarse con tu doble. Sin ella, cualquier intento parece condenado al fracaso.

¿Cuál es la mejor manera de ganar confianza en sí mismo (sin alimentar el ego) cuando ésta es muy deficiente?

Luc (Quebec)


Hola, Luc,

La confianza en sí mismo, si se define como la habilidad del ego para entrar en la energía del movimiento de la mente con la voluntad, es ciertamente importante para tomar medidas. Sin embargo, algunas personas se ven frenadas, o disminuidas, en su capacidad para avanzar. Esto se debe a menudo a un bagaje de memoria represiva que les impide expresarse, obligándoles a soportar el recuerdo de alguna persecución. Las personas que experimentan esto no están en absoluto excluidas del proceso de expansión de su conciencia. La integración del principio de la Inteligencia y la creación de su doble etérico ganará mucha fuerza cuando dejen de aceptar los falsos pensamientos que se generan por el contacto de su mente con su bagaje de memoria represiva. Así, cualquier pensamiento que restrinja su ego a la acción, que le disminuya en su identidad o que le mantenga en una inercia restrictiva se convertirá en su palanca para crear su doble etérico. A veces esto puede ser el trabajo de toda una vida, que se convierte en la plataforma utilizada por la mente para que el ego integre su energía sobrenatural.

Por último, como la falta de confianza y la disminución de la autoestima frente a los demás va acompañada de recuerdos de persecución, los egos afectados suelen tener la sensibilidad de no querer intimidar a sus semejantes. Esto se convierte en una ventaja importante, porque el desarrollo de su relación de poder con su espíritu (para poder entrar en una acción externalizada) va acompañado de una voluntad de no intimidar al otro. Así, cuando estas personas están listas para integrar la energía del principio del Amor, este trabajo se facilita enormemente.

Con mucho gusto,

— Sandra Vimont, 18 de agosto de 2018