Cuidado de la energía

archange

Hola,

Me gustaría hacerle una pregunta sobre el cuidado de la energía. Algunas personas dicen que el cuidado de la energía puede ser perjudicial. Se transmitirían malas energías/tendencias. Ciertamente habría algún alivio para el cuerpo al principio, pero luego habría efectos dañinos para el alma debido a la acción de las malas entidades que trabajan detrás del curandero. ¿Qué piensas de esto? ¿La "pureza" del curandero tiene un papel?

Algunos terapeutas ofrecen cuidados de apertura del centro de energía del corazón. ¿Es esto beneficioso para la persona o es preferible trabajar sobre sí mismo para liberarse de sus problemas?

Gracias de antemano por su disponibilidad y su respuesta.

Cordialmente

Sindujah (Francia)


Hola, Sindujah,

Sus preguntas son muy pertinentes. Lo que es importante en el cuidado energético es la intención (o la pureza de la intención) de la persona que proporciona el cuidado. Si la intención es hacer el bien, es seguro para el receptor.

Es posible que la persona que recibe los cuidados se sienta cansada después del encuentro, ya que su cuerpo puede necesitar más descanso para regenerarse. En otros casos, la persona puede recibir un gran impulso de energía al instante. Para otros, la liberación de los recuerdos retrógrados puede sugerir que se libere un mayor sufrimiento kármico. Otros experimentarán grandes cambios en sus relaciones, en sus cuerpos o en su vida diaria. Es importante saber que el trabajo en los cuerpos energéticos es como una cebolla a la que le quitamos una capa; puede haber otras capas, o memorias, para ser purificadas. Fundamentalmente, cada persona experimentará la curación energética de manera diferente, porque cada uno es único y tiene su propio ritmo de integración.

Cuando consultamos a alguien que ofrece cuidados, lo importante es saber internamente que es la persona adecuada. Seguir la intuición de uno es un buen enfoque. La energía debe fluir bien entre los individuos para que el cuidado sea de máximo beneficio. Cabe señalar que algunas personas que prestan atención tienen estructuras o métodos mentales más bien rígidos, lo que significa que la atención que se ofrece no corresponde necesariamente a las necesidades del cliente. En este caso, la situación puede compararse a la de una persona que va al dentista para recibir un raspado a pesar de que sus dientes ya están limpios. De ahí la importancia de seguir la intuición al elegir un profesional para asegurar los máximos beneficios.

Acudir a otra persona para recibir tratamiento es ciertamente una buena idea si sientes la necesidad. Nadie es autosuficiente; cada uno tiene una estructura psíquica diferente que puede beneficiar a los demás. El querer hacer todo por nuestra cuenta evita que nuestra mente pase por la de otros para permitirnos avanzar. El hecho de ir hacia el otro es, en este sentido, muy beneficioso... ...y esto no impide que se haga un trabajo personal en paralelo.

¡Hasta pronto!

— Sandra Vimont, 25 de agosto de 2018